MATADERO DE CONEJOS

CUNICULTURA INDUSTRIAL DE HELLIN SL es una sociedad fundada en 1999 por los hermanos Juan y Manuel Fernández, sumándose a la actividad de granja de conejos, iniciada en el año 1979.
CUNIAL, tiene como actividad el sacrificio, distribución y venta de productos cárnicos del conejo, está ubicada en el Paraje del Cerro Balsilla, Cañada Agra, Hellín, ALBACETE.

Para conseguir productos de calidad es importantísimo no dejar de lado tareas de mantenimiento diarias en nuestro centro de trabajo, como limpieza diaria de instalaciones y utensilios, recogida de residuos para mantener el orden en los diferentes espacios del matadero, limpieza de camiones para el transporte de animales vivos y de transporte refrigerado de la carne, reposición de consumibles como guantes de nitrilo para el tratamiento de la carne, papel y jabón presente en todas las salas para la desinfección de las manos, etc… llevando a cabo las mismas nos aseguramos las mejores condiciones en el desarrollo de nuestra actividad.

Las infraestructuras de CUNIAL, y el buen hacer de nuestros trabajadores, nos permite controlar nuestros productos, desde la recogida de animales vivos de las diferentes granjas proveedoras de nuestro matadero, pasando por el proceso de matanza, en el mismo día de salida del lugar de origen, hasta el almacenamiento en cámaras de frío industriales, para entregar poco después las canales de conejo.
La manipulación de la carne se lleva a cabo bajo estrictas medidas de seguridad e higiene, y se realiza una minuciosa preparación de cada pedido. En la zona de envasado final, controlamos el peso requerido de las canales dependiendo de cada cliente, siempre entre 1 kg y 1,200 kg.

Mantenemos en todo momento la cadena de frío de la carne, además de el control y la trazabilidad del producto, desde su crianza. La mayoría de nuestros proveedores, están ubicados en la zona del sureste de España, donde las condiciones para la crianza de las especies utilizadas son ideales. Para garantizarnos, la calidad y garantía sanitaria de nuestro producto final, firmamos un contrato con los ganaderos, por el cuál, se comprometen a criar los conejos, bajo unas estrictas medidas de control, la alimentación, limpieza en granjas y vacunación de los animales son verificadas periódicamente por nosotros. Por ley un veterinario supervisa en todo momento las tareas de matanza, evitando que carne en mal estado, con enfermedades o infecciones pase el control de calidad. En definitiva, cuidamos hasta el último detalle y proporcionamos productos con la máxima calidad y frescura.

Agradecemos la confianza de nuestros clientes, y ante cualquier consulta no dude en contactar con nosotros, a través de esta página web.