SACRIFICIO DE CONEJOS

CUNIAL, cuenta con la más avanzada tecnología en maquinaria e instalaciones de cadena de sacrificio, cámaras de frío, y la experiencia de años de su personal altamente cualificado.

Desde el inicio de la matanza hasta el final de la misma, que es siempre realizada en horario diurno y bajo control de un veterinario, se intenta realizar las tareas con la máxima precisión y rápidez para no causar sufrimiento innecesario a los animales, los trabajadores cuentan con gran experiencia y realizan su trabajo de tal forma que las canales antes de entrar a la zona de frío estan totalmente libres de partes contaminantes, como pelo y otros restos.

Una vez envasado el producto final, nuestra flota de camiones y furgonetas de transporte refrigerado, completamente equipados permiten distribuir y entregar, sin romper la cadena de frío, la carne elaborada en un estado óptimo para la venta y su posterior consumo.

Estamos en constante formación y renovación tecnológica, nuestra asistencia a ferias y eventos similares del sector nos ayuda a conocer los adelantos que van surgiendo.

Contamos en plantilla con una persona, licenciada en biología, la cual se encarga de realizar un constante y estricto control de calidad, tanto del proceso de producción como del producto final, cumpliendo todo nuestro proceso industrial, normativas Europeas de higiene alimentaria, reglamentos CE 178/2004, CE 852/2004, y CE 853/2004, relativos a principios y requisitos legales de productos alimenticios y normas específicas de higiene para productos de origen animal, incluidas en el llamado "Paquete de Higiene Alimentaria", para productores de carne.